El secador, un pequeño gran invento
0 votos

El secador, un pequeño gran invento

images2.jpeAdemás de facilitar el peinado, nos ahorra largas horas de secado y algún resfriado. Te desvelamos las claves para encontrar el mejor modelo, cuidarlo y utilizarlo bien.

La idea de acelerar el secado del cabello no es nueva, pero hasta hace relativamente poco no se consiguió un aparato realmente práctico y eficaz. En el museo de Raffel Pagès, por ejemplo, es posible ver un secador de principios de siglo XX con forma de pequeño ventilador, sin más. Es fácil imaginar la cantidad de mechones de cabello que nuestras abuelas se dejarían entre las aspas… Con el tiempo, el aparato se fue perfecionando hasta llegar a los modelos de hoy, potentes y seguros.

Mantenimiento

Todos los secadores, desde el más simple hasta el más sofisticado, necesitan unos cuidados básicos.
Como con cualquier aparato eléctrico, sigue las instrucciones del fabricante y apágalo antes de desenchufarlo.
Limpia regularmente el filtro del aire: así no se acumulurá polvo en su interior y facilitarás el flujo del aire a través del aparato, sin forzar el motor.
Procura no apretar el cable al enrollarlo. A la larga podría romperse.
Mantenlo alejado de la humedad. ¡Ni se te ocurra utilizarlo en la bañera si no quieres electrocutarte! Hazlo calzada o sobre una alfombrilla seca.
Cuando el secador huele a quemado, es porque el aire, al llegar al motor recalentado, queda atrapado y se quema. Apágalo unos minutos. Si el olor aparece cada vez que enciendes el secador, llévalo al técnico.
¿Merece la pena llevar el secador a arreglar? Depende. Si es barato, lo más seguro es que te compense comprarte uno nuevo. Pero si es un aparato de calidad profesional, es una locura desecharlo ante el menor problema. Consulta con el técnico, pídele un presupuesto y toma tu decisión.

Úsalo con la cabeza

El secador es un pequeño amigo la mar de útil, pero hay que saber utilizarlo para que el aire caliente no estropee el cabello. Ten en cuenta que el exceso de calor deshidrata el pelo y ablanda la queratina. Además, a la larga puede dar lugar al “cabello en burbuja”, una deformación por la ebullición del agua que se encuentra dentro del pelo y que puede llegar a causar su rotura.
Para evitar este y otros problemas:
Mantenlo siempre en una distancia prudente. Si es necesario, utiliza algún producto que proteja el pelo del calor.
No utilices directamente sobre el cabello empapado. Antes, extrae el exceso de humedad presionándolo suavemente con una toalla.
Empieza con máxima temperatura y redúcela a medida que el pelo se vaya secando. Los nuevos secadores “respetuosos con el cabello” realizan el cambio de forma automática.
Dirige el chorro del aire en la dirección del nacimiento del pelo. Así aplanarás las escamas de la cutícula, lo que hará que el cabello quede más brillante y saludable.
Si tienes el pelo muy seco, sensible o debilitado, utilízalo con la temperatura y la velocidad mínimas. En algunos casos, inlcuso, puede llegar a ser preferible prescindir de él.

El aparato ideal

Ante todo, busca un secador que se adapte a tus necesidades y al espacio de que disponemos en el baño. Además, ten en cuenta que pagarás igual por ciertos accesorios o funciones, tanto si no los utilizas jamás como si te son indispensables.
¿Eres de las que se secan el pelo y nada más, o de las que se toman su tiempo a la hora de peinarse? En el primer caso te bastará con un aparato sencillo; en el segundo, decídete por otro mas sofisticado.
Aunque no es imprescindible, sí resulta muy útil que el aparato cuante con selectores de temperatura y velocidad, especialmente cuando el cabello es delicado o muy fino.
La potencia ideal debe rondar los 1.500 watios. Una potencia menor prolongará el proceso de secado; otra mayor puede resecar y dañar el cabello si no se tiene cuidado.
Es fundamental que el secador te resulte cómodo, que se adapte a tu mano para facilitar su manejo. Y que no sea demasiado pesado.
Si no te gusta el ruido, pregunta por uno silencioso. Esta cualidad es bastante de agradecer, especialmente cuando se trata de un aparato muy pontente.

Complementos maravillosos

Difusor

Para qué sirve: ayuda a ahuecar el cabello y darle volumen, y además acelerar el proceso natural de secado.
Cómo funciona: distribuye el aire caliente uniformemente, sin provocar aspereza ni el efecto descontrolado de un secador normal
Ideal para: ahuecar las raíces en la mayoría de las larguras y texturas de cabello, aunque si tu pelo es fino y muy lacio no te hará gran efecto.
Truco: para resaltar los rizos no tienes más que aplicar espuma e ir apretando mechones mientras mantienes la cabeza agachada.

Concentrador

Para qué sirve: sin él es imposible realizar un brusing alisador en condiciones, así como proporcionar una acabado perfecto en cualquier peinado.
Cómo funciona: fuerza el paso del aire a través de un espacio estrecho, permitiéndote trabajar en pequeñas zonas sin afectar al resto de tu peinado.
Ideal para: todo tipo de cabello. Proporciona un acabado controlado que facilita unos resultados perfectos, de peluquería.
Truco: también puede servir para levantar la raíz. Aplica un poco de spray y mantén el cabello levantado mientras diriges el concentrador al nacimiento del cabello.

Ahuecador de raíces

Para qué sirve: añade volumen en la base del cabello, dando nervio al peinado.
Cómo funciona: es muy similar a un difusor, sólo que son los dedos más largos para poder trabajar directamente sobre las puntas.
Ideal para: el pelo liso o cualquier peinado en general que requiera unas raíces despegadas.
Truco: dirígelo a zonas estratégicas para sacar volumen justo ahí donde lo necesitas.

Botón de aire frío

Para qué sirve: se emplea como toque final, ya que ayuda a terminar de asentar el peinado.
Cómo funciona: un disparo de aire frío de 10 segundos suaviza y cierra la cutícula capilar, garantizando un acabado perfecto.
Ideal para: todo tipo de cabello y peinado, aunque hay que tener en cuenta que tiende a aplastarlo.
Truco: utilízalo también alternándolo con el calor, para refrescar un poco el pelo mientras lo secas.

Deja tu comentario

Debes estar logged in para responder a un comentario.

1 Comentario