Cosméticos Naturales con Aloe Vera
0 votos

Cosméticos Naturales con Aloe Vera

Aloe VeraTú también puedes fabricarte de forma muy sencilla tus cosméticos artesanales con aloe vera. Éstos serán naturales, sanos, y no tendrán contraindicación alguna. Aún así, antes de empezar es conveniente que hagas una prueba: impregna un algodón en gel de aloe y, suavemente, frota una pequeña zona de tu piel. Espera unos instantes y si no hay reacción (picor, irritación, granitos, etc.), entonces has superado con éxito la prueba del algodón. El aloe vera tiene un pH similar al de la piel y los casos de alergia o intolerancia son muy reducidos. De todas maneras, con esta prueba saldrás de dudas.

CREMA HIDRATANTE DE DÍA

No secarte después de la ducha es un pequeño truco para conseguir una buena hidratación. De esta forma conservarás la humedad de la piel aplicando una mezcla de aceite vegetal (siendo los de aguacate y oliva los más efectivos) que la fija, y de aloe vera, que consigue la máxima penetración. Deja actuar la mezcla unos minutos y luego aclara la piel.

CREMA NUTRITIVA DE NOCHE

Usar un aceite de buena calidad es lo más recomendable, a ser posible de oliva, almendra dulce o aguacate. Mézclalo con gel de aloe para obtener una crema más grasa que la anterior a la vez que más nutritiva también. Si tienes la piel muy seca te conviene utilizar el aceite de aguacate, que combate más eficazmente los problemas de sequedad o irritación.

CREMA REAFIRMANTE O ASTRINGENTE

Especialmente para pieles grasas, secan y afirman la piel después de su lavado.
Tú misma también puedes fabricar un magnífico astringente a partir de alcohol para friccionar o hamamelis (pídelo en herbolarios y tiendas especializadas) y perfume. Mézclalo con gel de aloe y multiplicarás su capacidad de penetración, nutrirás la piel y quedará tersa y suave.

CREMA ANTIARRUGAS Y EMOLIENTE

Tienen un efecto cosmético y terapéutico. Suavizan y lubrican la piel, además de reducir y aliviar los tejidos inflamados. Para prevenir la sequedad y las arrugas puedes utilizar un delicioso antioxidante: aceite de oliva. Espárcelo bien sobre la piel y frota hacia arriba, añade aloe vera en crema o gel y vuelve a masajear, con esto logras una máxima penetración del aceite y potencias su acción. Déjalo actuar unos minutos y aclárate bien para eliminar la película brillante que deja el aloe.

MASCARILLA

Tritura algunas frutas o verduras del tiempo (fresas, tomates, pepinos, manzanas, uvas, plátanos…). Mézclalas con el gel de aloe y esparce la pasta resultante sobre la piel, masajea con suavidad y déjala hasta que las frutas vayan perdiendo humedad. Esta mascarilla inundará tu piel de vitaminas, activará la circulación sanguínea y te dejará un cutis luminoso.

Notarás inmediatamente la efectividad de estos cosméticos naturales gracias a que el aloe penetra en las tres capas de la piel: epidermis, dermis e hipodermis; aportando un gran caudal de nutrientes que la regeneran y la sanean, y expulsando las bacterias y los depósitos de grasa que obstruyen los poros. Por otro lado la acción de los nutrientes naturales, los minerales, las vitaminas, los aminoácidos…, estimulan la reproducción de nuevas células. Estos principios activos se encuentran biológicamente equilibrados por la presencia de sustancias complementarias (polisacáridos, antraquinonas, saponinas…,) que van a potenciarse mutuamente sin acumularse en el organismo.

Deja tu comentario

Debes estar logged in para responder a un comentario.