Cuando no vemos la realidad, “Anorexia Nerviosa”
0 votos

Cuando no vemos la realidad, “Anorexia Nerviosa”

La Anorexia es un desorden o desequilibrio de carácter nervioso, y hoy representa uno de los flagelos que ha nivel mundial afecta en su mayoría a la población adolescente y femenina, ya que se manifiesta en una relación de; 1 de cada 100 mujeres en distintos grados de gravedad, en tanto que la población masculina es afectada en una relación de; 1 entre 2000 hombres.

Alguna vez fue llamada la enfermedad de las modelos o la moda, siendo este el ámbito donde mas se ha hecho publica, ya que es una enfermedad que tiene una característica oculta, por parte de quien la padece y cuando se evidencia por llegar a una extrema delgadez, su tratamiento se dificulta en gran medida, por lo cual la transforma en realmente peligrosa por no poder detectarla a tiempo o prevenirla.

Su sintomatología se caracteriza por la perdida gradual o drástica de peso, junto con el deseo de comer, llegando al limite cuando se pierde la conciencia de la necesidad natural de alimentarse.

Su origen puede ser multi-factorial, atribuyéndoselo a desordenes orgánicos específicos, pero cuando su origen es mental o psíquico, nos encontramos en el ámbito psiquiátrico y recibe el nombre de anorexia nerviosa.

Y es en la población juvenil o adolescente donde más se hace presente y en particular como mencionábamos anteriormente, es la población femenina la mas damnificada, siendo las chicas muy activas y desenvueltas socialmente, como eficaces en sus desempeños  laborales o en los estudios, las presas de esta grave enfermedad.

La personalidad descripta respeto de la sociabilidad, que manifiesta quien la padece, no necesariamente representa estabilidad en el orden emocional y es en este punto donde se hace presente el desequilibrio que es tildado como inmadurez, que por lo general es del tipo afectivo.

Un dato a tener muy en cuenta respecto de la personalidad anoréxica es que ante la familia oculta su condición, y es aquí donde los padres, se sienten culpables por no haberse dado cuenta a tiempo, pero deben comprender las características tan complejas de esta grave enfermedad.

Una frase muy conocida definiría muy bien este problema, y es; “las apariencias engañan”.

Deja tu comentario

Debes estar logged in para responder a un comentario.