Cuello bonito
0 votos

Cuello bonito

El cuello es una parte muy visible del cuerpo, al igual que la cara, que juntos, suelen aparecer siempre al aire. Lo más recomendable para su cuidado es utilizar los mismos productos que se utilizan con la cara. Los limpiadores y tónicos deben utilizarse desde la cara hasta el cuello y lo mismo con las cremas.

Pero además, si quieres mantenerlo eternamente terso y limpio, debes dedicarle unos cuidados extra. Para empezar, debes protegerlo del sol. No olvides ponerte siempre protección solar, aunque no vayas a ir a la playa o la piscina. Algunas cremas llevan protección solar incluída. De esta manera evitarás la aparición de manchas, que se dan tanto en mujeres mayores como en las más jóvenes. Por otro lado, debes saber también que en cirujía, las posibilidades con el cuello son algo limitadas, puesto que los liftings son efectivos para la cara, mientras que el cuello siempre queda un poco colgante. Por tanto, es bueno empezar a cuidarlo desde joven.

Otra buena recomendación, es hacer ejercicios para mantenerlo firme y cuidado. Con la ayuda de los ejercicios, se reducen las tensiones musculares que tanto se acumulan en esta zona del cuerpo. A continuación, te damos algunos consejos para que no te duela.

  1. Gira la cabeza hacia un lado y luego hacia el otro. Repite el ejercicio varias veces, de manera lenta y con las espalda recta.
  2. Baja la cabeza tanto como puedas y, lentamente, vuelve a la posición recta. Mantente erguida. Repítelo varias veces
  3. Inclina la cabeza hacia el lado derecho y luego hacia el izquierdo, como si quisieras tocar el hombro con la oreja. Repítelo varias veces de manera lenta.

Con estos ejercicios conseguirás liberar tensiones, pero ¿qué hay de los ejercicios tensores que mantienen el cuello firme? Te presentamos dos ejercicios muy sencillos:

  1. Con la espalda erguida, mira hacia el techo y abre y cierra la boca repetidamente. Hazlo lentamente y siente la tensión en la parte frontal del cuello.
  2. En la misma posición, pronuncia la letra “o” y luego estira la boca como si estuvieras sonriendo. Repítelo varias veces de forma lenta.
  3. Camina de forma erguida para que tu cuello no se doblegue. Manteniéndolo recto dificultarás la aparición de arrugas y facilitarás que se mantenga terso.

Por último, como he dicho al principio, el uso de cremas y productos cosméticos es un factor importante para mantener un cuello sano y firme. Aplica crema hidratante diariamente y no te olvides de las dos limpiezas obligadas cada día: una por la noche y otra por el día, con la ayuda de limpiador y tónico.

Un buen consejo es que duermas con una almohada fina, evita pegar la barbilla al escote, algo que se facilitará si tienes una almohada gruesa. En la ducha, termínala con agua fría para activar la circulación y contribuir a que la piel se mantenga tersa. Puedes conseguir un efecto tersor inmediato pasando un cubito de hielo por esta zona.

Gracias por compartir :)

Deja tu comentario

Debes estar logged in para responder a un comentario.

1 Comentario

  1. Encantada dijo...

    Joer, pues yo el cuello es una parte del cuerpo que la tengo súper abandonada, cuando leo este tipo de cosas me dan ganas de hacerme sesiones enteras en casa de belleza.