-    Escrito por ma-angeles

De negro azabache a rubio platino

Cambiar el color del cabello te ayuda a cambiar un poco el look y a verte diferente cuando te has cansado de llevar una misma imagen durante mucho tiempo. Además, tienes la ventaja de que si no te gusta, se vuelve a teñir y listo.

Pero hay algunos colores que, según tu color de cabello natural, te pueden dar más problemas o menos (a parte de que puede que no sean los colores que más te favorezcan).

Si tu color de pelo es negro puro y decides cambiar a un rubio platino, debes pensártelo muy bien. Primero porque puede que tu tono de piel no se corresponda demasiado con este color, algo de lo que te puedes asegurar consultando a tu peluquero/a. Por otro lado, debes saber que este proceso de coloración será muy agresivo para tu cabello por una razón: debes decolorar primero el cabello.

Al decolorar el cabello, se consigue eliminar el color negro natural del cabello, de manera que no saldrá por abajo cuando, posteriormente, se aplique el tinte del color deseado. Si finalmente decides cambiar de un color a otro, debes mimar mucho tu cabello y a reforzar la hidratación, puesto que este proceso lo dañará.

Pero si no estás del todo convencida, puedes probar a aclararte un poco el cabello, de manera que lo dañarás mucho menos y te ayudará a acostumbrarte a tonos más claros progresivamente.