-    Escrito por ma-angeles

El cuidado del cabello

Lo más eficaz para mantener un cabello sano es llevar una dieta adecuada, variada y rica. La falta de proteínas y de algunas vitaminas es una de las causas principales de su deterioro y pérdida. Otros problemas, como la caspa o la calvicie masculina, tienen que ver con la herencia, pero también contra estos males pueden aplicarse remedios caseros para el cuidado del cabello.

Aguardiente de quina contra la caída del pelo

La caída de cierta cantidad de pelo es un proceso normal (se calcula que una persona pierde entre 60 y 120 cabellos cada día), pero, en ocasiones, cuando el pelo está débil, especialmente en otoño y primavera, la pérdida de pelo aumenta y se convierte en un problema. El aguardiente de quina es un remedio bastante efectivo. Incluso para aquéllos en que la pérdida de pelo sea un factor hereditario, se conseguirá retardar el proceso.

Preparación:

1. Verter el aguardiente en una botella.

2. Añadir sal y 1 g de corteza de quina de Brasil ( de venta en droguerías, farmacias y herboristerías ).

3. Cerrar la botella con un corcho y dejar 15 días en maceración, volteándolo cada día para que los ingredientes queden bien mezclados.

Forma de usarlo:

  • Empapar, con la palpa de mano, la zona a tratar.
  • Masajear el cuero cabelludo con las yemas de los dedos, friccionando firmemente para facilitar la irrigación y la dilatación de los capilares y, así, permitir que se absorba el preparado.
  • Una vez seco, repetir la aplicación volviendo a masajear con firmeza.
  • Seguir el tratamiento cada noche, durante cinco minutos, hasta lograr detener la caída del pelo.