Enemiga número uno: La Caspa
0 votos

Enemiga número uno: La Caspa

La caspa se caracteriza por presentar costras de piel muerta en el cuero cabelludo en una cantidad mayor a lo que es común; siendo la cantidad normal algo imperceptible. Esto se debe a un metabolismo acelerado, presentando un desequilibrio en el proceso natural de eliminación de células en el cabello.

Este problema puede causar picor y es muy importante no rascarse, puesto que las bacterias pueden causar infecciones más graves.

Existen dos tipos de caspa: seca y grasosa. La primera suele ser propia de la prepubertad y se caracteriza por escamas finas; la segunda, puede aparecer en la adolescencia debido al exceso de sebo.

Sea cual sea el tipo de caspa, existen dos formas de evitarla o al menos, de reducirla. La primera de ellas es mantener el pelo limpio, de manera que no se dará pie a que aparezcan más bacterias, eliminando la superficie de caspa antes de que sea demasiado gruesa. La segunda de ellas, más a largo plazo, es llevar a cabo un tratamiento. Si bien es difícil conseguir que el problema se extinga, si que permitirá controlarlo y reducirlo.

Deja tu comentario

Debes estar logged in para responder a un comentario.