Maquillaje de Vampiresa para Halloween
0 votos

Maquillaje de Vampiresa para Halloween

Para conseguir un logrado maquillaje de vampiresa (o de vampiro si eres chico) es imprescindible el maquillaje del rostro, y la caracterización, más concretamente los colmillos. La sangre artificial te hará falta ya que es un elemento típico en el look vampírico.

Una forma económica y casera para elaborar los colmillos es adquirir una masilla sintética que se cuece en el horno igual que la arcilla y que cuando se endurece da un resultado parecido a la cerámica. El material se llama Sculpey. El procedimiento a seguir es:

1.- Sacar un molde de tus dientes. Esto se hace con un material no peligroso llamado alginato (lo que usan los dentistas). Lo puedes comprar en cualquier tienda de suministros dentales. Es barato y fácil de usar.

2.- Llenar este molde de escayola y dejar secar. De esta manera conseguimos el positivo de los dientes.

3.- Sobre este positivo, y usando el Sculpey, modelamos nuestros colmillos. Lo que yo suelo hacer es, además de los colmillos, crear por detrás de los dientes un puente entre los dos colmillos que luego servirá de sujeción. El sculpey se puede comprar en varios colores, y se puede mezclar, de esta forma puedes conseguir el tono exacto de color. Luego se mete todo en el horno durante 15 minutos a 120 grados. La ventaja del Sculpey es que al endurecer no encoge ni se dilata, así que una vez duro será exactamente igual que cuando lo moldeaste.

4.- Retira los colmillos del molde con cuidado y dales una capa de barniz acrílico. Normalmente estos barnices no son tóxicos pero asegúrate de que lo ponga en el frasco.

5.- Una vez acabados, se sujetan a la dentadura  usando corega ultra (sí, lo mismo que las dentaduras).

En cuanto a la sangre, depende de la cantidad de sangre que quieras usar. Si solo queréis el clásico hilo de sangre que se desliza por la barbilla del vampiro, existen en tiendas de disfraces unas cápsulas que se meten en la boca y al morderse y abrirse liberan un polvo que tiñe la saliva de rojo, y da bastante el pego, pero procura comprar unas de calidad (las de 1′50 euros no, las de 5 euros mejor).

Si por el contrario queréis escupir un montón de sangre y además usarla para otras cosas, una forma muy fácil de hacerla es con sorbitol y colorante alimentario rojo. Mezcla ambos hasta que consigas la tonalidad que quieras. Puede que necesites más de un frasco de colorante. El sorbitol es un edulcorante parecido a la sacarina que, lógicamente, se puede meter en la boca, pero el sabor dulzón te puede durar 3 días, eso ya es a vuestra elección.


Otra receta para sangre es usar agua, miel, caramelo líquido y el famoso colorante. Cuidado con las proporciones según la viscosidad y color que quieras obtener.

Bueno, creo que con todo esto tendrás un buen disfraz de vampiro.

Gracias por compartir :)

Deja tu comentario

Debes estar logged in para responder a un comentario.

4 Comentarios

  1. Raki dijo...

    Hola Ana, tendrás que ir a una tienda de disfraces que sea grande porque lo tendrá todo, desde el disfraz hasta los colmillos y sangre artificial. Un saludo!

  2. Ana dijo...

    Me ha encantado tu explicación, estoy decidida a intentarlo con unos “colmillos personalizados” pero si puedes darme alguna info sobre donde comprar los materias te lo agradeceria porque como no conozco el material quiero comprar el apropiado. Gracias!!

  3. bea dijo...

    gracias.tengo 12años y esta idea me ha salvao la vida x k salgo por alli en entrepinos x 1*vez con mucha gente y m da muxo corte ir mal o…yo k se!!!