Onda permanente, cambio definitvo
0 votos

Onda permanente, cambio definitvo

permanente.jpeLa permanente es la solución ideal para quienes desean olvidarse del peinado y disfrutar de forma y volumen constantes. No obstante, hay que tener presente que es un tratamiento químico que somete el cabello a profundas transformaciones y, aunque los nuevos productos incluyen agentes protectores para que el proceso resulte menos agresivo, éste siempre tiende a resecarse. Los cabellos finos son especialmente agradecidos con las permamentes, y además cogen mejor la forma que otros gruesos. Los cabellos grasos también pueden verse beneficiados, pues tardarán menos en ensuciarse y mantendrán su volumen por más tiempo. El campo de las permanentes ha avanzado mucho en los últimos años, de forma que, junto a la clásica, podemos encontrar las temporales que, al no modificar la estructura profunda de la materia capilar, desaparecen a las 6 u 8 semanas dejándola en perfecto estado. Si no deseas un compromiso duradero o tienes le cabello demasiado frágil para someterlo a una permanente en toda regla, son la opción perfecta. Existen además los moldeados parciales, que se aplican sólo allí donde se necesite, bien sea en una zona o una altura determinada de la mecha. Este sería el caso de las permanentes de raíz que, al afectar exclusivamente al nacimiento, aportan volumen y movimiento sin rizar. Tampoco hay que olvidar las técnicas de ondulado, que crean formas suaves sugerentes y muy de moda.

Las claves

A partir de ahora, tu pelo necesitará más cuidados que los habituales pues estará más propenso a la sequedad y, por tanto, más desprotegido. Para evitar que pierda brillo y suavidad, mímalo con productos pensados para cabellos permanentados.
Presta especial atención a las puntas, sobre todo si lo llevas largo. Trátalas de vez en cuando con un producto nutritivo especial para ellas y recórtalas cada mes par evitar que se enreden y partan.
Si quieres mantener las ondas con el nervio del primer día, olvídate del cepillo, seca siempre con el difusor y a temperatura media y pulveriza con agua a diario para reavivar el rizo. O, mejor aún, utiliza un producto específico para este fin.
Ten en cuenta que las raíces crecen lisas. Eso significa que habrá que repetir el moldeado, y a la larga tanta repetición termina por deteriorar el cabello y deformar el rizo. Date un periodo de descanso y verás cómo luego el rizo coge mucho mejor.

Consejos

Si tu pelo está demasiado frágil o dañado, habrá que esperar a que mejore antes de permanentar, o su estado podría agravarse. Además, siempre se obtiene mejores resultados sobre un cabello sano. También conviene evitar hacerse la permanente y el tinte en la misma semana, pues ambos tratamientos modifican el cabello de forma sustancial y éste puede resentirse. Por otro lado, la permanente puede aclarar el tono del cabello. Y por último: si eres propensa a las alergias, pídele al peluquero/a que te haga una prueba previa de sensibilidad. Quizás eso evite una situación realmente desagradable.

Deja tu comentario

Debes estar logged in para responder a un comentario.