Tyris Spa: mi visita
0 votos

Tyris Spa: mi visita

Es la segunda vez que voy a Tyris Spa para hacer su circuito de contrastes de agua, y la verdad es que en las dos ocasiones salgo con ganas de volver al día siguiente, y lo mismo le pasa a mi acompañante. Lo mejor: relax por un tubo de intimidad, no más de cuatro o cinco personas a la vez usando todo el circuito, te encuentras con que tienes todo el Spa para ti, me encanta. Os cuento un poco como fue mi última visita:

Llego a la hora concertada (hay que reservar, como supongo que será en la mayoría de Spas), me dan el albornoz y las llaves de mi taquilla, me cambio en el vestuario, se respira un ambiente tranquilo. Me pongo el bikini, que es una cosa que me da vergüenza, no tener bañador para el Spa, pero nunca recuerdo comprarme uno y ahí voy yo con todo mi morro siendo la única chica que va en bikini, las dos o tres chicas que he visto en mis dos visitas han llevado bañador de una pieza. Lo peor para mí de la visita: ponerse el gorro y llevarlo, pero es algo que hay que hacer para que esté todo 100% higiénico. Una vez guardada las cosas en la taquilla, que por cierto es de grande como un armario, voy otra vez a la recepcionista y le digo que nos recuerde un poco las cosas del circuito porque hacía mucho que no íbamos, cosa que hace muy amablemente, y que paso ahora a narraros a vosotras.

Hay dos zonas bastante bien diferenciadas, la primera la de la piscina y las duchas de contrastres y la segunda la de las diferentes saunas. En principio el circuito debería hacerse por el orden piscina, saunas, contrastres, o así es como nos explica siempre la chica, aunque realmente luego cada uno lo hace un poco modificándolo como más le gusta.

Total, que allí te plantas con el albornoz quitado y con la duchita previa a meterte en la piscina para entrar bien limpitos. Entro en la piscina grande, de chorros e hidromasaje por todos los lados, para la parte del cuerpo que quieras. Si vas recorriendo la piscina pegada a las paredes de la misma te encuentras con que en cada tramo te “trabaja” una parte del cuerpo distinta: pies, piernas, trasero, espalda baja, hombros, cuello, tripa… yo me tiraría años en la zona de la piscina que te quedas tumbada, le das al botón y ale, a disfrutar de hidromasaje por todo el cuerpo sumergida en el agua, un pequeño paraíso. Mientras estás en la piscina es bueno cada 20 minutos más o menos salir y entrar rápidamente en una mini piscina de agua casi helada, para contrastar. 10 segundos en el agua fría y otra vez a la piscina de agua caliente. Llega un momento que tengo que abandonar la piscina si quiero probar el resto del spa, así que nos salimos y nos vamos a las saunas. Empezamos con la sauna romana y vemos que es bastante suave así que nos pasamos al baño turco, y aquí ya hay tela que cortar. Yo, acordándome de la anterior vez, antes de meter un pie en el baño turco voy a la salita que hay al lado donde está todo el rato fabricándose hielo y me llevo un buen cacho conmigo, por si me agobio, pero pasándome el fresquito del hielo por el cuerpo podría tirarme horas y horas dentro de la sauna turca. Estamos un buen rato, nos empapamos bien de la tranquilidad del ambiente con música de fondo, respiramos profundo un buen rato y cuando se nos acaba el hielo nos vamos para la zona de las duchas. También he de mencionar que tienen la sauna finlandesa, pero para mí es casi una tortura (es la típica de madera con piedras calientes y un cubo con agua para echarle por encima) y siempre que veo una huyo de ellas, pero bueno sé de varias personas que les gusta, así que mencionada queda!

Por fin, cómo había dicho voy a la parte de las duchas de contrastes. Aquí hay que ponerle un poco de fuerza de voluntad y aguantar durante todas las duchas, ya que sale agua caliente y agua fría alternándose y la gracia consiste en que si aguantas también los tramos de agua fría se te queda luego una piel y una sensación tremendas. Creo recordar que hay cinco duchas, pero no me acuerdo exactamente de la función de cada una, pero os lo podéis imaginar: en spray, aromática, de colores, sólo de agua fría… la mejor sin duda y la que se deja al final para quedarte con bienestar es la aromática, te van saliendo chorritos que huelen genial, y al final una oleada como de aroma en spray que te deja un perfume genial durante todo ese día y el siguiente.

La guinda de todo esto es que cuando acabas puedes disfrutar de un zumo natural y un masaje facial bastante relajante tumbada en una hamaca, es genial después de todo el circuito quedarte un ratito en la hamaca sin hacer nada, sólo relajándote.

El precio, veinte euros por el circuito que no recuerdo si era hora y media o dos horas, por todo, circuito, zumo y masaje. También creo recordar que era más barato porque fui por la mañana, pero vamos no cambia mucho de mañana a tarde. En fin, que prefiero mil veces antes gastarme veinte euros en dos horas de bienestar que lo típico de siempre como la entrada de una discoteca, o estar de copas en un pub, ¿estaré madurando? Si has llegado hasta aquí, cuéntame tus experiencias de Spa! comenta!

Deja tu comentario

Debes estar logged in para responder a un comentario.